Con estos textos pretendo responder a las preguntas más frecuentes que se hace una persona a la hora de plantearse el asistir a un Taller de Constelaciones, son textos extraídos de mi perfil de Facebook, y que he ido escribiendo siempre sobre la base de ser entendidos por cualquier persona, evitando conceptos que puedan parecer extraños e incluso misteriosos, y siempre intentando acercar ó hacer más entendibles los Talleres de Constelaciones Familiares.

LA AUTOESTIMA

En mi intento de explicar los beneficios de asistir a un Taller de Constelaciones Familiares, hoy me gustaría escribir sobre de la falta de “autoestima”, entendiendo como tal la baja valoración que uno tiene de si mismo. Lo normal es que esta se vaya creando sobre la experiencias de sensaciones que vamos teniendo a lo largo de nuestra vida, con lo que sus causas parece estar más en relación con factores externos de experiencias, aunque sus consecuencias suelen ser las mismas, y es la incapacidad que esta nos produce para poder alcanzar metas y nuevos retos.

Ahora, ese camino que queda abierto para limitarnos y con ello fracasar, a veces no solo se fue fermentando sobre nuestras experiencias, un carácter débil incapaz de enfrentarse a problemas y “muros”, también puede ser fruto de “conflictos” y “bloqueos” heredados, y que aparecen ocultos en nuestro subconsciente.

Aquí es donde puede ser de gran utilidad un Taller de Constelaciones, quizás una de las herramientas más rápidas para descubrir el origen de esos problemas que tanto nos pueden estar afectando a nuestra autoestima, una vez descubiertas las causas daremos un primer paso para evitar tener una visión tan distorsionada de nosotros mismos.

¿NOS REINVENTAMOS?

Se puede intentar romper los “esquemas”, parece que el termino reinventarse va ligado irremediablemente a verse forzado por factores externos a cambiar, a modificar sus hábitos de vida y entorno. Normalmente una crisis ó por que no a veces circunstancias favorables, suelen ser las que nos empujan por necesidad a esa transformación.

Las personas felices y optimista normalmente tienen mucha más facilidad de adaptarse, saben aplicar sus propias experiencias a la nueva situación, y no solo ven más allá a la hora de plantearse metas, si no que son capaces de afrontar un nuevo entorno con muchas más posibilidades de éxito, apoyándose en su seguridad.

Para el resto, hay que romper esquemas, y el primero sin duda es que el sufrimiento no añade nada bueno a nuestra vida, tenemos la necesidad de atrapar el control de nuestra propia vida, y este primer paso no solo puede, seguro que lo encontramos en nosotros mismos.

En nuestro interior se pueden descubrir desde aspectos de nuestra personalidad que permanecían ocultos, y cuya energía nos puede trasmitir la fuerza que creíamos no tener para enfrentarnos a nuevos retos, a descubrir “conflictos” cuya influencia negativa arrastramos sin saber, dando con ellos, podremos adquirir un control sobre el y nuestro futuro.

Un Taller de Constelaciones Familiares es una herramienta más que nos ayuda a mirar en nuestro interior, y por tanto una opción para dar el primer paso en la “reinvención” de uno mismo.

EL DESORDEN DEL SISTEMA

Intentare entrar un poco más en la explicación de lo que es un Taller de Constelaciones Familiares, y siempre de la forma más sencilla posible, me gustaría ser capaz de presentar una de las bases en los que se fundamenta esta Terapia, y este es el de los principios sistémicos.

Entendiendo un Sistema como el conjunto de una serie de elementos y las relaciones entre ellos, todas las Organizaciones, y también por tanto la familia y empresa pueden definirse por cada miembro de ellas y por las relaciones o flujos que entre ellos se producen, la armonía y el buen funcionamiento de todo Sistema depende sobre todo del orden y de las buenas relaciones entre todos ellos. Problemas y conflictos de los individuos incluidos en un Sistema, muy a menudo son reflejo del “desorden” e incluso rupturas de las relaciones de los diferentes elementos.



Explicado de esta forma sencilla, y seguro que incompleto, pero enlazado con el tema de los Talleres de Constelaciones Familiares, resulta más fácil entender que uno de los objetivos de la dinámica de un Taller de Constelaciones es mediante representaciones de los principales individuos de un sistema familiar, analizar y estudiar los flujos y problemáticas que de el surgen, circunstancias que “bien” dirigidas por el Constelador en base a la información que le proporciona el constelado, suelen desentrañar y descubrir rupturas o conflictos que tienen su reflejo en nuestro comportamiento presente.

Participando en un Taller de Constelaciones lo “mínimo” que podemos esperar, es poder tener de nuestros problemas una visión diferente, sin duda, primer peldaño para el restablecimiento del “orden”, y por que no, la solución al “conflicto”.


LAS ADICCIONES

A mucha gente le puede extrañar que entre los beneficios que se destacan normalmente a la hora de asistir a un Taller, están los de la “sanación” de enfermedades y adicciones, esto sin duda contribuye a cubrir estas Terapias de un velo de misterio, e incluso videncia y hechicería. Si a esto le sumamos que al no tratarse de una disciplina reglada y aceptada comúnmente como un método científico, al cual se pueden sumar “facilitadotes” ó “Consteladores” sin la preparación adecuada, e incluso que intenten aprovechar en su propio beneficio los resultados que se suelen producir durante la dinámica de un Taller, el cóctel del misterio esta servido.



Lo primero y con el fin de aclarando la confusión que puede generar a veces palabras y conceptos, es indicar que un Taller de Constelaciones no es la “panacea” para solucionar la salud, y como mucho un método complementario a la medicina tradicional.
Un ejemplo concreto puede ser el de las “adicciones”, detrás de muchas de ellas a veces aparece un intento de querer ir hacia la muerte, el hecho de intentar buscar nuestro propio perjuicio no es nuevo, los motivos y las razones para ello aparecen ocultos en nuestro interior.

En Constelaciones familiares, ninguna constelación es igual a otra, y poco podemos dudar que en nuestra mente existen cosas ocultas que no vemos, ni intuimos, una vez las descubrimos a través de la dinámica de un Taller, suelen peder su sentido y de esta forma poder ser encauzadas hacia la vida y la salud.


LA VERDAD LIBERADA

Normalmente pensamos y nos preocupamos por el futuro, solemos pensar o darle vueltas a las cosas según nuestro presente, y por desgracia en demasiadas ocasión pensamos que “El pasado, pasado esta”.

Pero igual que un método muy eficaz para encontrar soluciones y no caer en “bloqueos” que no nos dejan avanzar, suele ser observar los problemas desde otras perspectivas y aplicar soluciones afrontándolos, en vez de aparcarlos o convivir con esos conflictos presentes, el pasado a menudo nos deja huellas que sin querer, o creerlo, nos están influyendo en nuestro comportamiento presente.



En un Taller de Constelaciones, los participantes tienen la oportunidad de entender el origen de algunos de sus “conflictos” presentes, y no solo los explican, e incluso no solo se llega a resolver el caso individual, si no que nos permiten entender mucho mejor la leyes que rigen nuestras relaciones.

Este entendimiento general, y la posibilidad que genera el hecho de saber como puedo afrontar un problema latente, producen en la persona un sentimiento tan liberador, ó más si cabe al haber estado oculto, como cuando resolvemos un problema presente.



DESCUBRIR LO QUE NOS PESA

Un Taller de Constelaciones Familiares no es un Modelo, o si se quiere un Paradigma que nos vaya a solucionar todos nuestros problemas, es fundamentalmente, no ya solo una herramienta, si no más bien una “formula de conocimiento” sobre la cual apoyarnos para poder tomar las riendas en aspectos muy importantes de nuestra vida diaria y no tan diaria, cuando los problemas y conflictos que nos agobian pueden estar “anclados” en nuestro subconsciente.

En muchos tipos de Terapias resulta “harto difícil” intentar entender como y porque, problemas, traumas, fobias o miedos que se encuentran en nuestro subconsciente y que tienen su reflejo en agobios, estados de ansiedad ó incluso nos obligan a estancarnos en nuestros retos, los tenemos enterrados en nuestro interior o almacenados en nuestro subconsciente.



Si eficaces son los Talleres de Constelaciones Familiares, es precisamente en la búsqueda del origen de gran parte del “peso” que tenemos en nuestro subconsciente, descubrir ese origen nos permitirá interpretar conscientemente el “peso” del pasado, y librarnos de el.

Es curioso también como con la propia dinámica del Taller, no solo “Constelados”, si no también en “Representantes”, a veces surge el origen de “conflictos” que la propia persona no pensaba que le estuvieran influyendo, pero que al analizar su conducta presente, comprueban que tienen un “peso” y reflejo claro; el hecho de descubrirlos les permitirá corregir conductas futuras que hasta el presente le podían estar resultando dañinas.

¿TE ENCUENTRAS PERDIDO?, ¿BUSCAS SALIDAS?

Mucha gente nos encontramos con situaciones, que a veces incluso se entrecruzan en las que creemos que no tendremos salida o soluciones, problemas económicos, emocionales……….etc.

Ante estas situaciones conflictivas normalmente cambia nuestro humor, solemos ver todo negativo, e incluso se puede llegar a alcanzar estados depresivos y hacer peligrar con una conducta que en principio no nos gusta, todas nuestras relaciones. Podríamos llamar a este estado una situación de “bloqueo”, por que ya no es solo el encontrarnos mal por no encontrar una salida, es que ese mismo estado en el que estas, no te permite ni afrontar, ni encontrar posibles escapatorias. Este mismo “bloqueo” nos aleja de la eventualidad de utilizar nuestra imaginación, nuestro potencial y recursos.



Una eficaz solución a todo esto, es observar y analizar nuestros problemas como si fuéramos una tercera persona alejándonos del bloqueo que no nos deja “actuar”. ¿Quien alguna vez no ha dado consejos cuando algún familiar o amigo le ha planteado una situación difícil?, ¿Quien no ha visto con más claridad el camino a tomar, las soluciones que se pueden adoptar, o hacia donde ha de dirigir las energías para la resolución de un conflicto que no nos influye directamente? Evidentemente se trata de un ejercicio mental, pero que puede ser realmente útil.

Y aquí me gustaría enlazar el problema de los bloqueos con la dinámica de lo que es un Taller de Constelaciones Familiares, en los que el Constelado observa convirtiéndose en sujeto pasivo del “conflicto” ó “problema” lo que ocurre, lo le permite ver la mayoría de las veces con más claridad cual es el origen y explicación de conductas habituales en su vida, y que le pueden estar suponiendo muros infranqueables para el desarrollo de todo su potencial, haciendo inalcanzables los objetivos que le gustaría conseguir en muchos terrenos, entre otros emocionales, económicos ó profesionales.


LA EFICACIA DE UN TALLER DE CONSTELACIONES FAMILIARES

Para un neófito en este tipo de Talleres, sus primeras impresiones pueden pasar desde la incredulidad, a incluso pensar que se trata de todo un “montaje”, especialmente si se trata de una persona por naturaleza escéptica con todo tipo de temas relacionados con la mente.

Poca gente puede dudar, si navegamos por Internet veremos la cantidad de Talleres de Constelaciones Familiares que se vienen realizando por todas partes, y que difícilmente se podría coordinar una “farsa” de tales dimensiones, basta hablar con cualquier participante que solo haya asistido a una de estas Terapias para comprobar que se trata en general de personas normales, con problemas y conflictos ó sin ellos, y que en general suelen salir satisfechos tras su asistencia al Taller.



No menos cierto es, que la proliferación de este tipo de Talleres puede haber llevado a que más de una persona bien por falta de preparación, ó con intenciones puramente materiales, haya aprovechado todo el ambiente, su difusión y lo atractivo que resulta el reflejo de algunos ejercicios y reacciones durante la dinámica de un Taller, para hacer disfrazar esta terapia como algo mágico, y lo peor de todo, algo único capaz de resolver todos nuestros problemas.

Siempre me gusta utilizar la frase “La magia esta en nosotros”, mi experiencia me dice que un Taller de Constelaciones Familiares se trata de eso, un Taller, cuya dinámica y siempre y cuando este bien dirigido por una persona con un buen número de horas de prácticas y la preparación suficiente, puede ayudarnos a encontrar conflictos, bloqueos ó problemas que ya están en nosotros a veces sin saberlo, y cuyo descubrimiento nos permite aplicar soluciones u orientar cual podría ser el mejor camino para hacer de nuestra vida diaria más feliz, pero la aplicación de esas remedios, o lo que es más importante la decisión de que camino tomar, esta en cada uno de nosotros.

¿CONSTELACION INDIVIDUAL O GRUPAL?

Por la dificultad de reunir un grupo en verano para poder realizar Talleres de Constelaciones Familiares grupales, varias personas os habéis dirigido a mí con el fin de Constelar o poder participar en algún Taller, ante esta situación os he ofrecido la posibilidad de realizar Constelaciones individuales en mi despacho.


Evidentemente no es lo mismo, en un Taller Grupal las emociones y sentimientos que se viven dentro de el difícilmente pueden ser reproducidas a través de los elementos que se utilizan en una Constelación individual. Pero lo que para mi resulta más importante es que aquellos que actúan como “Representantes” en una Constelación Grupal pueden verse sorprendidos sin quererlo en el descubrimiento de conflictos y bloqueos que ellos pensaban que no les afectaban, con lo que con su participación, y el intercambio que se produce en el contexto de la situación de la persona que se Cónstela, los Representantes pueden experimentar los beneficios que para el enfoque de su vida diaria tiene la participación en un Taller.

Para el Constelado igual de eficaz puede resultar una Constelación individual que grupal, la configuración de la Constelación al conflicto que se plantea la crea el propio constelado, los síntomas que se manifiestan y se perciben a través de símbolos y sus propias reacciones, pueden ser igual de útiles para buscar el origen de un problema en una Constelación individual que grupal, y siempre con la ventaja para aquellos que no se atreven a plantear sus problemas delante de otros, de que estos son tratados con el “facilitador” ó “constelador” .



¿Conseguiré el éxito profesional, económico ó personal a través de una Constelación?


Si cogemos el enunciado de la pregunta al pie de la letra, la respuesta es no, un si implicaría que todas las soluciones a todos nuestros problemas estaría en nuestra asistencia a un Talleres de Constelaciones, y sobre todo, que todos nuestros conflictos internos son heredados, y que por tanto no queda más remedio que buscar su origen para solucionarlos.



Ahora, si cambiamos el enunciado a la pregunta y las trasformamos en varias, la respuesta pasaría a ser afirmativa, por ejemplo:

¿Puedo descubrir el origen o las causas por las que me cuesta conseguir y avanzar en mi nivel profesional y económico, constelándome en un Taller?

¿Puede que el origen de ese bloqueo económico y profesional sea totalmente desconocido para mi, y que el principal paso para su solución, ha de ser sacarlo a la luz de una forma rápida, para poderlo abordarlo de forma eficaz?

En estos casos si resulta realmente útil un Taller de Constelaciones, y aún así el Taller será la herramienta que te descubra el problema y orientara sobre sus pasos para solucionarlo, pero como siempre la respuesta estará en nosotros.


“El agobio del Rencor”

El rencor es una de esas sensaciones negativa que peores efectos pueden tener en el comportamiento diario de una persona, liberarnos de el a través del perdón suele tener los efectos contrarios, positivos, ya que nos permite evaluar y separar el bien del mal de una forma mucho más objetiva, evitando así juicios contaminados sobre las acciones que observamos.

Cuando el rencor es hacia otra persona, perdonar ha de ser habitual, creemos conocer las causas del mismo, son tus sensaciones y las malas influencias de estas en tu comportamiento diario las que están en juego, poniendo en peligro tu propia estabilidad emocional.



Estabilidad emocional que también puede verse afectada cuando ese “Rencor” es a nosotros mismos, por algo que hicimos y conocemos, o lo que es aun peor, por algo cuyo origen viene heredado y desconocemos, cuantas veces hemos oído ó pronunciado la frase “No te quieres ni a ti mismo”.

En un Taller de Constelaciones Familiares podemos trabajar el origen del Rencor a nosotros mismos, y que muchas veces si saberlo nos perjudica en nuestra conducta diaria, y sabiendo sus causas, aplicar la misma y “sanadora” receta del perdón.

BREVE EXPLICACION DEL ORIGEN DE LOS COMPORTAMIENTOS DE UN INDIVIDUO


Cuando me preguntan que son los Talleres de Constelaciones Familiares, ¿Que es lo que se hace en ellos?, ¿Para que sirven?, normalmente invito a mi interlocutor a asistir a unos de ellos como Representante.

Se pueden explicar e incluso entender, sin necesidad de recurrir a conceptos complejos o palabras extrañas, que a veces se utilizan más para dar a entender a la otra persona lo “mucho que sabemos” y queriendo impresionar. Pero la vivencia de un Taller va mucho más allá de la simple explicación de conceptos del ¿Por qué? y ¿Para que?, hay fenómenos que se entiende mucho mejor a través del sentido, que de la comunicación, y conductas que al vivirlas dentro de un Taller permiten desvelar a quien las observa mucho de los aspectos que en un principio nos pueden parecer “misteriosos”.



Solo un pequeño apunte, sobre la importancia que en el comportamiento humano y en el origen estudiado de las Constelaciones Familiares, tiene el concepto de “Herencia”, si bien, y es algo que cualquiera de nosotros puede corroborar y esta probado científicamente, todos heredamos rasgos físicos de nuestros padres, y a través de estos, de antepasados nuestros, no por ello es menos cierto que también a través de generaciones estamos “heredando” rasgos “psíquicos y mentales” que sin duda están marcando no solo nuestro comportamiento actual, si no también actitudes que en determinados momentos pueden suponer verdaderos problemas a la hora de afrontar nuestra vida diaria.

Entender la “Herencia” es básico, buscar o explicar su origen, y que esto nos permita adoptar comportamientos en un futuro que nos hagan más agradable nuestra vida diaria, ha de ser uno de los objetivos de cualquier Taller de Constelaciones que se precie.

Mariluz